martes, 6 de enero de 2009

Un niño de 6 años y una niña de 7 estaban tan enamorados que decidieron fugarse de casa en Año Nuevo y viajar hasta África para casarse.