miércoles, 28 de enero de 2009

Agotados, que no derrotados, nos retiramos a nuestros aposentos... quizá.