viernes, 23 de enero de 2009

Y llovía, llovía... Y de eso ya hacía... muchos días...