lunes, 5 de enero de 2009

¡A trabajar en un día tranquilo, como los pajes de los Reyes Mayos! (Aunque a mí ya me han traído los regalos...)