jueves, 8 de enero de 2009

La gramática es más perfecta que la vida.
La ortografía es más importante que la política.
La suerte de un pueblo depende de su gramática.