domingo, 18 de enero de 2009

En la educación no hay nada como atraer el interés y el afecto; si no lo único que se logra son asnos cargados de libros. Montaigne