martes, 6 de enero de 2009

Con la luz apagada, espío por la ventana. Los Reyes Magos y sus pajes se van retirando... casi sin juguetes en sus camellos y caballos.