jueves, 23 de octubre de 2008

Quizá la lentitud no sea atribuible a Euskaltel, pero no disponer de Internet es como ahogarse sin oxígeno... hay que maldecir contra algo.