jueves, 30 de octubre de 2008

El viento provoca escenas divertidas... para los espectadores, no para los sufridores...