martes, 28 de octubre de 2008

Los posts caen, como hojas otoñales;
unos tristes, otros... triunfales.
Los días nos desgastan como mares,
con olas gigantescas y mortales.