jueves, 23 de octubre de 2008

Lo peor de Euskaltel no es que vaya mal, sino que ni siquiera lo reconocen nunca... Esto va a pedales...