jueves, 9 de octubre de 2008

-Pero tendrás algún pronóstico…
-Viejo, yo no soy ni político, ni economista. Yo no hago pronósticos equivocados.