domingo, 26 de octubre de 2008

Las PDAs y los iPod touchs acabaron con la lectura de papel en el baño... creo.