martes, 21 de octubre de 2008

¡He encontrado mi lema... que es el de Plinio el Viejo: “Ni un día sin línea”