jueves, 16 de octubre de 2008

Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca. Jean de La Bruyére (En Peluche)