martes, 7 de octubre de 2008

En Microsiervos
Si torturas los datos los suficiente, acabarán confesando cualquier cosa.
Fred Menger, profesor de química e investigador