martes, 7 de octubre de 2008

Duchado y desayunado... y a la dura pelea... ¡Vale, no es para tanto que soy funcionario por triplicado...!