lunes, 13 de octubre de 2008

Cuatro cosas hay que extinguir en su principio: las deudas, el fuego, los enemigos y la enfermedad. Confucio (En Halón Disparado)