miércoles, 22 de octubre de 2008

“Cuando aceptamos lo peor, ya no tenemos nada que perder. Y esto significa automáticamente que tenemos todo que ganar”. (Proverbio escocés)