domingo, 14 de septiembre de 2008

Un país puede vivir con ciudadanos analfabetos artísticos, pero no puede vivir con analfabetos científicos. La democracia así no es posible.