viernes, 26 de septiembre de 2008

En el momento mismo en que se afirma que algo es indescriptible, deja de serlo...