viernes, 26 de septiembre de 2008

No me siento viejo porque tenga tantos años tras de mí, sino por los pocos que tengo por delante. Ephraim Kishon