miércoles, 10 de septiembre de 2008

Si alguna vez acabamos destruyendo el mundo, la última voz en oírse probablemente sería la un experto diciendo que "eso no puede suceder"...