viernes, 12 de septiembre de 2008

Las 200 personas más ricas del mundo tenían mayores ingresos que los 200 millones de personas más pobres del planeta... ¡Y no pasa nada!