domingo, 21 de septiembre de 2008

Eso que llamamos hombres y mujeres sólo son ficciones políticas. Beatriz Preciado