jueves, 11 de septiembre de 2008

Erase una vez un chiste tan malo, tan malo, tan malo.. ¡que les pegaba a los chistes pequeñitos!