lunes, 11 de agosto de 2008

Los horarios veraniegos mejor si son estrictos. Por ejemplo: desayunos, comidas, cenas. Siempre a la misma hora: "Cuando nos da la gana".