sábado, 30 de agosto de 2008

Ya hemos llegado a Getxo... No sé porqué pero el viaje de vuelta siempre se hace más ligero... Lo mejor: Beber agua del grifo...