viernes, 29 de agosto de 2008

Melancolía de paraíso perdido... Es lo que siento este último anochecer...