jueves, 28 de agosto de 2008

Las farolas del alumbrado público se han apagado... y el amanecer se asoma, tímido, por el horizonte...