lunes, 25 de agosto de 2008

Estimados amigos y amigas: Me despido hasta mañana... para que no oigan mis ronquidos.