martes, 12 de agosto de 2008

En verano, y en el veraneo, ¡cómo se escapa el dinero entre los dedos! Y sin hacer nada especial, ni en restaurantes, ni en extras,...