lunes, 18 de agosto de 2008

En el porche más temprano que de costumbre. La tropa de hijos y parejas se ha ido a cenar por ahí. Calma, relajo y... algo de indigestión.