martes, 12 de agosto de 2008

- El error estuvo en prohibir la manzana. Si hubiesen prohibido la serpiente, Adán se habría comido la serpiente. (Proverbio irlandés)