jueves, 14 de agosto de 2008

Después de una siesta de cuatro horas,... todavía tengo sueño. Esto de dormir es como el rascar,... Todo es empezar...