martes, 12 de agosto de 2008

Despertado de la siesta, y dando comienzo a la segunda jornada del mismo día. Son como dos días en cada fecha, todo gracias a la siesta.