jueves, 14 de agosto de 2008

Aviso: Si no respondo a todos los e-mails con la extensión y cuidado que desearía, es -simplemente- porque no dispongo del tiempo necesario.