viernes, 22 de agosto de 2008

38 días después de llegar a Alicante,... hemos visto llover. Más bien, ha sido chispear...