miércoles, 3 de diciembre de 2008

Todo el día trabajando, y ya de vuelta enciendes la radio en el coche... y otra vez los viles asesinos de la paz.