domingo, 28 de diciembre de 2008

El libro de piedra, sólido y duradero, iba a dejar su sitio al libro de papel, más sólido y duradero aún. La imprenta mató la arquitectura...