lunes, 15 de diciembre de 2008

Sin duda es una gran calamidad para un ser humano no tener ninguna obsesión. – Robert Bly, poeta (En MicroSiervos)