martes, 9 de diciembre de 2008

Lo mejor de este lugar de descanso en ese extraño sonido... que los escasos lugareños denominan... silencio.