lunes, 22 de diciembre de 2008

En un mundo de sinvergüenzas, los honrados y cumplidores somos gente rara... (Seguiremos informando)