viernes, 12 de diciembre de 2008

El dinero no es bueno ni malo. Es una forma de energía que tiende amplificar lo que somos, para bien o para mal. Richard Armour