jueves, 11 de diciembre de 2008

Anoche vimos a un gigantesco perro suelto. Habría que llevarlos atados... a sus dueños.