miércoles, 12 de noviembre de 2008

Si tengo una manzana y tú otra, y las intercambiamos, cada uno sigue teniendo una sola manzana. Sin embargo, con ideas... las sumamos.