miércoles, 26 de noviembre de 2008

Me levanto en plena madrugada para espiar si sigue lloviendo,... y sí, llueve.