lunes, 17 de noviembre de 2008

Si los anunciantes gastaran el mismo dinero en mejorar sus productos de lo que se gastan en anunciarlos, no necesitarían anunciarlos. Penn A