miércoles, 12 de noviembre de 2008

¡Sentado en mi puesto, un ratito!