viernes, 14 de noviembre de 2008

La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogueras Rochefoucauld